Saltar al contenido

¿Cómo activar un chip o tarjeta SIM en el celular?

Activar chip o tarjeta sim

Actualmente el mundo está conectado a través de los diferentes canales de comunicación que la tecnología nos ofrece. Uno de los más importantes, y el que probablemente sea el que todos usamos durante nuestro día a día es el teléfono celular. Y es que estos dispositivos, además de permitirnos llamar a otras personas, son una herramienta que nos permite tener acceso a internet y a todo tipo de medios sociales de forma práctica y cómoda.

Esto es posible, gracias a que los teléfonos celulares son capaces de conectarse con una operadora y recibir cobertura desde una red inalámbrica, las cuales permiten que incluso, en los parajes más alejados, las personas tengan señal y puedan disfrutar de una buena conexión. Sin embargo, la verdadera clave para que esto sea posible es a través de las tarjetas SIM. Estos son pequeños chips que ofrecen las operadoras para que cuando un usuario las adquiera e inserte en su teléfono, éste pueda recibir conexión desde la red de la propia compañía.Activar una tarjeta SIM

Por eso, si tienes un teléfono celular y quieres empezar a disfrutar de los servicios de tu operadora favorita, debes comprar y activar una tarjeta SIM. Si quieres saber más sobre estos pequeños pero importantes componentes, continúa leyendo.

Para qué sirve una tarjeta SIM

Básicamente, una tarjeta SIM es un pequeño chip que almacena una identificación única que es reconocida por la red de la operadora que la ha distribuido. Así, cuando insertamos un chip en nuestro celular y lo encendemos, este tiene acceso a diferentes servicios como las llamadas telefónicas, la mensajería de texto (SMS) y la red de datos móviles, la cual permite navegar y hacer uso de las redes sociales.

Actualmente, todos los teléfonos son compatibles con las tarjetas SIM, y de hecho, muchos cuentan con la característica Dual SIM, lo que permite contar con dos chips de distintas operadoras y tener dos líneas activas en el mismo equipo.

De esta manera, los chips  ofrecen una forma práctica de mantener tu celular conectado en todo momento y sin necesidad de depender únicamente de una sola operadora.

Tipos de tarjetas SIM

Así como los teléfonos celulares y cualquier otro dispositivo tecnológico, las tarjetas SIM han evolucionado con el paso del tiempo, lo que les ha permitido ser más pequeñas y eficientes a medida que se fueron lanzando nuevas versiones. Dicho esto, los tipos de tarjeta SIM que existen son los siguientes:

  • SIM: Se trata de la primera generación de chips de este tipo. Estos aparecieron en los años 90 y tenían un tamaño de 85,60 mm por 54,98 mm de ancho, lo que les hacía bastante grandes.
  • MiniSIM: Lanzadas al mercado en la segunda mitad de la década de los 90, fueron la segunda generación de tarjetas SIM y lograron reducir casi tres veces el tamaño de las SIM originales (25 mm por 15 mm). En cuanto a su capacidad de almacenamiento, esta variaba entre los 2,16 KB y 32 KB.
  • MicroSIM: Se trata de una de las tarjetas SIM con mayor difusión en la historia, y es que ha estado vigente desde el 2003 hasta la actualidad. Este modelo de tercera generación es mucho más pequeño que las MiniSIM, con dimensiones de 15 mm por 12 mm. Además, su capacidad se extendió a un rango de entre 32 KB y 128 KB.
  • NanoSIM: Es la tarjeta SIM de menor tamaño que se ha lanzado hasta el momento. Esta vio la luz en 2013 y sus dimensiones son de 12,30 mm por 8,80 de ancho. En cuanto a su almacenamiento, este es de 128 KB.

Tarjeta SIM o chip inactivo

Las tarjetas SIM cuentan con la característica de facilitar muchos procesos para el usuario. Así, un usuario adquiere una de estas líneas, este puede activar su nuevo chip desde la comodidad de su hogar siguiendo instrucciones simples.

Por otra parte, los chips pueden suspenderse si dejan de usarse por un período de tiempo prolongado o si se deja de pagar un plan telefónico por varios meses. Cuando esto ocurre, la tarjeta SIM es suspendida por la propia operadora, por lo que si se desea volver a usar, es necesario reactivarla.

Reactivar una tarjeta SIM

En caso de que hayas dejado de utilizar tu tarjeta SIM por mucho tiempo y desees reactivarla, debes saber que las condiciones para volver a usarla varían según la operadora. Sin embargo, muchas de ellas pueden reactivarse con tan solo volver a insertarlas en un teléfono móvil y realizar una llamada.

Si esto no funciona, lo mejor es llamar al centro de atención al cliente de tu respectiva operadora o dirigirte hasta alguno de los establecimientos de la compañía para solicitar ayuda en la reactivación.

Activar un chip de tu operadora

Si has comprado una nueva tarjeta SIM de tu operadora favorita y deseas activarlo tú mismo, puedes hacerlo sin mayores complicaciones siguiendo los distintos métodos que ofrece la compañía que te ha vendido el chip. Para saber cómo hacerlo, puedes ver las instrucciones correspondientes a tu operadora y país a continuación.